Tuesday, May 18, 2010

Por ahi hay una paloma

Si, una paloma que no vuela como las otras. Muchas veces estoy esperando el bus ensimismada en mis propias reflexiones, cuando ahi esta ella, volando contra el viento, dejandose caer, para inesperadamente elevarse en las alturas. Cuando la veo, qusiera agarrarla por sus alas y darle una buena catedra de como una paloma debe volar... pero no puedo hacerlo, parece que ella disfruta mucho el hecho de saberse que tiene dos alas.

El Sabado pasado fui de compras y hela ahi, casi choca conmigo, porque estaba volando a muy baja altura, quebrando sus alas en esa forma tan peculiar que le permite crear un vuelo nuevo y raro. A mi me causa mucho placer verla, por la forma que hace el contorno con sus alas, que parecen estar quebradas, lo que le permite regalarnos un vuelo unico en el sentido de toda la palabra.

Definitivamente, ella me ha ensenado a volar, es increible verla como se lanza por el aire y parece que va a chocar contra los edificios, para luego detenerse en el preciso segundo, y de ahi da una picadas, que me impide saber donde esta, para luego reaparecer, y ahi la tienen jugando con el viento.

Ella ama volar cuando las tormentas se aproximan, es entonces que ella vuela y practica nuevos vuelos, indomita se desliza con la fuerza del viento, mientras el resto de nosotros corremos a refugiarnos de un clima malo.

La leccion que me regala, es la de tomar los desafios como una oportunidad para usar esas alas escondidas cuando los cielos grises invaden el firmamento.

4 comments:

Joselu said...

Me gusta eso de "alas escondidas". Pensaré esta noche sobre ello. Pienso que... mejor no hablar. Muchas gracias por tu reflexión luminosa. Alas escondidas, hum...

Silvia Porras said...

Joselu quedo a la espera de tus reflexiones, porque deseo saber tu conclusion -la cual respeto de antemano-

FernanDoylet said...

Mientras que para nosotros pareceria estar disfrutando de sus ocurrencias e iniciativas, podria aparecer un estudioso que diga que la pobre podria estar loquita o media ciega; por eso tenemos que ser cuidadosos delante de quien expresemos nuestras incongruencias, no vaya a ser que nos droguen o que nos encierren ;o(

Silvia Porras said...

Hola FernanDoylet. Quien ha drogado a Richard Bach, Paulo Coelho, Antoine de Saint-Exupéry, u otros... nadie!

Invito a todos a volar y ver nuestros desafios, problemas como una oportunidad de aprendizaje.

Saludos querido amigo