Thursday, December 10, 2009

La odisea por la vacuna de la gripe porcina H1N1

En Toronto, la campana de vacunacion masiva inicialmente fue un fiasco. Debido a la escacez de la vacuna, se esperaba que solo las personas de alto riesgo recibirian dicha vacuna... pero los estadios, escuelas, etc se inundaron con personas que no eran parte del grupo de riesgo, y como resultado muchas personas que realmente la necesitaban regresaban a sus casa sin haberse vacunado.

Esto ya parecia casi como la pelicula Titanic, aunque no me crean, hubo una clinica privada que obtuvo las vacunas, y cada persona que podia pagar por ella, recibia su vacuna. Toda la integridad del proceso quedaba maltrecho, cuando la poblacion se preguntaba como dicha clinica tenia en su haber vacunas que pertenecian -moralmente- a los grupos de riesgo.

Finalmente mi odisea personal termino, con la llamada de mi doctor para administrarme la vacuna. Era como musica en el aire que se volvia una esperanza, una esperanza, que era cuasi-esperanza, porque la segunda oleada de N1N1 habia pasado. Cuando mi doctor de familia puso en mi brazo la vacuna que podria convertirse en una pesadilla -por los efectos secundarios- o podria inmunizarme contra la gripe porcina... cruze mis dedos esperando lo mejor, y sali de su clinica con un aire triunfal... y un poco de remordimiento, porque mas de una vez pense ir a la famosa clinica y pagar por la vacuna. Pero No! decidi que las personas de riesgo eran una prioridad, y espere pacientemente por mi turno. Si! finalmente mi odisea personal termino, y solo quede a la espera de los famosos efectos secudarios, que se sucedieron en las proximas 24 horas, con la aparicion de un moretito con dolorcito y picazon, escalofrios, y uno que otro colico. Efectos que me hacian recordar que la odisea finalmente habia terminado.

4 comments:

Euroactiva said...

Hola, queria invitarte a que agregues tu blog a soyecuatoriano.com
es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
saludos

Diego

Anonymous said...

Hola Silvita,ya que no contestas mi correos te dejo este mensaje para que me contestes. Patito

fernandoylet said...

Asi me cuentan que estan por Ohio, mientras que aca en la Florida y Nueva York preferimos no vacunarnos; mas aun sabiendo que son tres dosis para que sea efectiva, y que cada año se ofrecera de nuevo, contaminando aun mas nuestros cuerpos. Tambien se teme que con la vacuna nos convertimos en portadores del virus para que le afecte a otros.

Silvia Porras said...

Hola Fernando.

Todas las personas pueden tener diferentes puntos de vista y los respeto... sin embargo desde mi punto de vista la vacuna es una prioridad.