Saturday, November 21, 2009

Era como una novela


Era una madre sentada frente al televisor viendo cada novela despues de las cinco hasta quedarse dormida en el sofa. Su esposo se canso de esperarla para dormir, y sus hijos aprendieron a comer papas fritas, cakes, dulces y bebian toneladas de bebidas gaseosas anted de irse a la cama.

Cuando el sol salia por las mananas, la senora corria acicalarse para no llegar tarde a su trabajo, y por supuesto, ahi, ella era la que todo lo sabia... es por eso que cada dia de Dios, ella siempre terminaba discutiendo con los clientes. A pesar de todos sus problemas, ella seguia creyendo que la vida era como una novela, por eso ella siempre tenia un consejo para cada Cristiano que se asomaba en su mundo.

Cuando terminaba de trabajar se iba al Mall con sus amigas, ahi comian, repasaban la vida y milagro de cada ser humano que conocian. Compraban uno que otro vestido, carteras, cosmeticos... si, se sentia tan feliz! Era una triunfadora, que perdia su sonrisa al llegar a su casa y esconder de su familia la nueva cartera, que se perdia entre las otras doscientas carteras que tenia acumuladas en el closet.

Los dias se sucedian lentamente, uno tras otro hasta que las tarjetas de credito estaban hasta el tope, y llego un mes que ya no podia pagar los intereses, las cuentas. Se dio cuenta que su familia estaba en quiebra... en ese momento se sintio tan sola, que pudo ver esa soledad interna que le llevo a gastar, a manipular -como lo habia aprendido en las novelas- y ese dia comprendio que las novelas nunca le dieron la verdadera respuesta de como vivir su vida.

Ese dia ocurrio el milagro,
ese dia tuvo coraje,
ese dia aprendio a valorar la honestidad,
ese dia dejo de creer en las novelas,
ese dia vio de frente su vacio existencial,
ese dia lloro como una Magdalena,
ese dia se olvido de manipular sus pensamientos,
ese dia se congracio con ella misma,
ese dia aprendio a vivir la vida.

2 comments:

Víctor Manuel said...

Te refieres a las telenovelas, ¿no? Son otra historia.

Silvia Porras said...

Hola Victor, Happy Jour de l'Action de grâce!

Esta historia nacio de la urgencia de tomar un taxi para llegar on time a mi trabajo.

El taxista en alguna forma me reconocio como una persona que trabaja para la comunidad y empezo a contarme sus problemas maritales.

Por supuesto que no pude decirle que tenia una esposa muy ... asi que cree una historia, en la cual espero que un dia muy cercano esa esposa pueda hacer paz con su vida.