Friday, July 06, 2007

Lecciones que encontramos en el libro abierto de la naturaleza

Cuando era pequena mi papa decia que bastaba con observar a la madre naturaleza para aprender muchas lecciones de ella.

Que sabias palabras. Esas palabras martillaron mi cerebro cuando tome esta foto.

Generalmente los pajaros comen, vuelan, crian sus babies, pero siempre estan alerta de su alrededor, sin embargo este pajarito me permitio tomar la foto, no se alejo de mi, no volo, solo se quedo ahi esperando a que me acercara mas y mas y zas tome la foto.

Estaba contentisima, pero tenia un malestar en mi corazon, estaba triste porque ese pajaro es muy ingenuo, tan ingenuo que no se alejo de mi, como lo hicieron los otros pajaritos.

Cuando estaba tomandole la foto pense que el primer pajarito que caeria en las garras de un gato seria por seguro ese tonto pajarito, no lo creen asi?

No me pregunten cuantos pajaritos como estos he conocido en Canada, porque la respuesta es lamentablemente muchos, muchos pajaritos que vienen con el sueno de hacer dinero, de triunfar, y no quieren conformarse con lo que el salario les alcanza, quieren mas, rapido y facil.

Como es de suponer esta actitud es la receta perfecta de meterse en muchos, muchisimos problemas.

Asi que es bien importante tener suenos, aspiraciones y trabajar duro por alcanzarlas. Yo te aseguro 100% que tus suenos seran una realidad. Porque la unica formula que trabaja muy bien en esta ecuacion es aquella que dice: " que la distancia mas corta entre dos puntos es la linea recta", asi que si trabajas por alcanzar tus ideales, esos ideales seran una realidad en tu futuro. Esto me recuerda algo que Jesus menciono: uno cosecha lo que siembra. Asi que se llame 'cosecha' o 'linea recta' el resultado es que si se trabaja duro tus suenos dejaran de ser suenos para convertirse en una hermosa realidad. Te lo aseguro 100%

Amigo, amiga, sigue esa linea recta viviendo una vida integra, vive en paz, conquista el contentamiento en tu corazon y disfruta del nuevo dia que Dios te regala cada segundo... honra tu vida, viviendola con dignidad.

Se fuerte y respetate a ti mismo, se fuerte y respetuoso, se fuerte y vuela muy alto, tan alto que mi camera fotografica no te alcanze y me diga a mi misma: pobre pajarito, de seguro que este es el primero que se come el gato. Cree en el amor de tu familia y refugiate en las personas que te dicen la verdad y quieren lo mejor para ti, ellos son el oasis, el refugio que te daran la fuerza para enfrentarte cada dia con una mirada limpia en esta jungla de asfalto.

3 comments:

TonNet said...

No sé que te inspiró a escribir el post, el pajarito o tus experiencias personales pero ciertamente me ha agradado mucho por la motivación que encierra. Hay que tener metar y luchar para alcanzarlas y sobretodo no perder la percepcion de las cosas simples que es donde la radica la belleza. Recuerdas cuando llovia y te gustaba correr bajo la lluvia? Muchos padres aún les prohiben a sus hijos hacerlos porque se mojan o se enferman!!

Víctor Manuel said...

Qué curioso... Nunca he pensado en Canadá como una jungla de asfalto. Qué dirías, por ejemplo, de Nueva York si te encontraras en medio de Manhattan. Ya no es jungla, sino quién sabe qué más -- y los pajaritos que quedan son solamente las palomas que ensucian los asientos de los parques... Todo lo que dio de hablar ese pajarito.

Silvia Porras said...

Tonnet, el pajarito me ayudo a poner los puntos sobres las iiiii

Victor Manuel, no necesitas ver pajaritos en el parque de NY. Porque los pajaros tuyos son palabras que vuelan en las paginas que escribes, ahi estan!