Tuesday, August 16, 2005

Cualquier persona puede volver a enamorarse

Yo creo en el amor, en ese amor donde dos seres humanos son capaces de ver sus cualidades y defectos, aceptandose a si mismos tal cual son, y como resultando extender este conocimiento a la aceptacion de su pareja con lo bueno y con lo malo, para luego negociar la felicidad de ambos. En esos terminos, mirando la vida con sus altibajos, donde relaciones anteriores lastimaron, llega el momento de la verdad, el momento en que dos seres nuevamente aspiran amar. Es en ese magico momento que si se deja ir el pasado, borrar todo lo que ha hecho llorar y perdonar el pasado (si perdonar, porque cuando se perdona lo que se odia o se resiente es cuando se hacen las paces y entonces las personas comienzan a vivir su vida que dejararon abandonada al sumirse en todos esos pensamientos negativos) es solo entonces que se volvera a amar con fe y alegria.

Toda experiencia dolorosa hay que dejarla ir con la bendicion del perdon para ser libre otra vez y continuar viviendo, cuando se dicen estas palabras asi como se leen parece muy teorico, pero no lo es, es bien cierto no hay vida si no se perdona lo que nos ha hecho sufrir, asi que si uno quiere ser egoista, lo mejor es correr a perdonar para continuar alegremente con nuestra vida, la posicion Magdalenica en la vida no es la major opcion. Porque lastimosamente parte del hecho de la vida es aceptar el dolor y como consecuencia el cambio, todo se regenera, todo esta en un continuo cambio, vino el sunami, destruyo y la tierra que fue allanada por esas olas es hoy mas fertil que antes, asi que cuando las cosas malas ocurren hay que sufrirlas sin sentirse culpable y/o victima, todo es como es y hay que aceptar lo bueno y lo malo de la vida como parte de ella misma, y si nos negamos nos convertimos en Dioses creadores de nidos de dolor por la impotencia de no tener el suficiente poder para detener lo malo. Cuando tomamos esta actitud tanto el hombre como la mujer no estan participando en un continuo germinar, y como resultado se estan negando a experimentar la transformacion que impele al cambio. Debemos estar preparados para el cambio y mirarlo como acciona este en la naturaleza y aprender de el. En la naturaleza el cambio libera, asi que debemos estar fuertes para ver la vida no desde la perspectiva del dolor, sino ver la vida desde otra perspectiva que nos transformara con lagrimas en los ojos y una promesa en el corazon. Todo cambio en un ser humano es otro nuevo nacimiento de esta persona que esta cambiando para bien (no para el dolor), que esta descubriendo nuevas cosas (quierase o no)que enriqueceran su vida y como resultado sus horizontes se vuelven mas amplios y aqui no hay espacio para la culpa o para sentirse pobrecito o pobrecita aqui se necesita fuerza para continuar.

El cambio esta con nosotros en este mundo, nada es estable, todo sera bueno y malo, asi como hay bajas hay altas y los seres humanos deben aprender a vivir con estas dos variables, una en cada mano y a hacer malabares para participar del derecho a la vida, todo esta cambiando, eso significa que todo se regenera para seguir existiendo, lo que nos impone la dura tarea de cambiar muchas veces con sufrimiento, para estar en armonia con la madre naturaleza, con Dios y asi aprender a vivir en paz con la vida cuando sufrimos la envestida del dolor. La vida continua, siempre hay noche y dia, asi de duro como se oye.

En conclusion creo, que cualquier persona puede volver a enamorarse, ahora es la inteligencia de la persona perdonar su pasado, perdonar el dolor, el sufrimiento, bendecirlo y dejarlo ir, para dedicar su energia a una nueva relacion donde juntos la edifiquen con la base de mutuo respeto en sus diferencias que les permita crecer, crear y apoyarse en un amor maduro, continuar viviendo la vida y saludar un nuevo dia en ese corazon que en pasado fue envestido pero no vencido.

2 comments:

Nexcor said...

Sí, Silvia, supongo que el «tiempo» tiene que ver también en esto, al final el tiempo nos saca de esa realidad subjetiva o coraza que nos creamos y nos devuelve a esa realidad más objetiva, (sin serlo del todo), que nos estábamos perdiendo.

Aunque sin nuestra voluntad el tiempo nada puede hacer. :)

Silvia Porras said...

Nexcor,
un dia
el tiempo
escapara
por el cerrojo